¿De dónde salió aquello de “n, s o vocal”?

Por Zazil-Ha Troncoso

¿De dónde salió aquello de “las que terminan en ns o vocal” como criterio básico en la acentuación de las palabras?

Para poder explicar por qué se aplica esa pauta que a manera de tonada nos inculcan desde pequeños en la escuela, antes debemos entender varios aspectos relacionados con la acentuación, partiendo de que si digo acento será para referirme al hablado, y tilde para aludir al escrito (´).

Lo primero es que si bien la mayoría de las palabras tienen una sílaba que destaca en su pronunciación, hay algunas que son átonas, es decir, sin acento, como las preposiciones -excepto según-, los artículos y los pronombres, de lo cual es posible percatarse si los juntamos con otras palabras.

Pongamos el caso de la preposición desde, donde claramente ubicamos que la sílaba tónica es la primera: DESde.  Pero al ligarla con otra palabra, pierde el acento. Prueba leyendo en voz alta: desdepeQUEña

Agreguemos un pronombre: desdepeQUEñamegusTAba. Y ahora, un artículo: desdepeQUEñamegusTAbalaCAsa. Como puedes apreciar, ni la preposición desde, ni el pronombre me ni el artículo la son tónicos.

Lo segundo es que el acento es relativo, como pasa con la palabra MIENtras, que pierde lo tónica en la frase mientrasTANto. O esta el caso de MaRÍa, con su acento muy marcado en la i, pero muy debilitado  si va seguido de otro nombre: MaríadoLOres.

Precisados ambos puntos, ya podemos decir que la función de la tilde no es distinguir entre palabras átonas y tónicas, puesto que si así fuera, entoncespequeñagustaba y casa lo llevarían, al igual que mientrastanto yDolores, pero no es así.

Entonces, ¿por qué no llevan tilde si son tónicas? Simple: porque las reglas que nos dicen cuáles palabras deben llevarla aplican el llamado principio de economía, es decir, están estructuradas de modo que se tilde el menor número posible de vocablos.

De acuerdo con la Ortografía de la lengua española, para el siglo XVIII, después de que fuera casi inexistente, el uso de la tilde como indicador de la sílaba tónica se había vuelto una práctica generalizada.

La situación obligó a que interviniera la Real Academia Española y estableciera reglas para que la tilde se ajustara a dicho principio y no degenerar en una tildadera sin ton ni son.

Si queremos entender qué es el principio de economía aplicado a la tilde, es preciso saber que la mayor parte de las palabras del idioma español son graves, en mucho menor medida, agudas, y muy pocas son esdrújulas.

Empecemos con las más abundantes: las graves. Dentro de este grupo de palabras, que se acentúan en la penúltima sílaba, la mayoría terminan en ns ovocal, entonces, para evitar tantas tildes, la Academia estableció que solo la llevaran las que se salían de esa pauta, es decir, las que no tienen esas letras al final.

De ótro módomúchas palábras llevarían tíldes y entónces la lectúra se haría muy pesáda al saturárse los ójos con tánta rayíta, y no digámos loterríble que sería la escritúra para tódos nosótros, ¿compréndes?

Y pasó a la inversa con las agudas, que se acentúan en la última sílaba y la mayoría terminan en letras diferentes a ns o vocal, por lo cual se determinó tildar justamente las que terminaran en esas letras.

Si no, la verdád es que escribír, al iguál que leér, no sería un placér, sino unacontrariedád por no podér parár de tildár. Sin dudár, sería fatál. ¿Te creerías capáz?

Respecto a las esdrújulas y sobresdrújulas, son tan pocas que se decidió que todas llevaran acento sin importar en qué letra terminen.

Y en cuanto a las palabras de una sílaba, se optó por no tildarlas en primera porque son muchas, y en segunda, porque sería obvio dónde quedaría la tilde, y por tanto, el acento, de ahí que solo se aplica en algunos casos con función diacrítica.

En conclusión, las reglas de acentuación permiten saber cómo se pronuncia una palabra desconocida, ya sea porque lleve tilde, o porque no la lleve y según su terminación podamos deducir qué sílaba es la tónica.

¿Difícil de entender? También es difícil de explicar, pero confío haberlo conseguido.

(Source: http://horrografia.wordpress.com/2012/04/19/de-donde-salio-aquello-de-n-s-o-vocal/)

Acerca de Ayni

AYNI TRANSLATIONS es un estudio de traducción formado por traductoras egresadas de la Universidad Nacional de Córdoba y matriculadas en el Colegio de Traductores Públicos de la Provincia de Córdoba. Desde hace varios años, venimos trabajando como traductoras independientes en diversos proyectos y en distintas áreas, tanto para clientes particulares como para agencias de traducción de Argentina y del exterior. Con cada trabajo, garantizamos la máxima calidad, el respeto a los tiempos acordados, la responsabilidad y la flexibilidad para adaptarnos a las distintas necesidades de cada proyecto
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿De dónde salió aquello de “n, s o vocal”?

  1. Marc dijo:

    Os felicito por la entrada, ¡es muy interesante!
    De todas formas, me llama la atención el uso que hacen algunos idiomas del “principio de economía aplicado a la tilde”. De entre los idiomas que medianamente controlo, sé que el inglés y el alemán no llevan acento gráfico alguno (economía total); sin embargo, en griego moderno todas las palabras con más de una sílaba llevan tilde, e incluso las esdrújulas con un pronombre posesivo (?? ???????? ???, mi teléfono) ¡llevan dos!, aunque de momento creo que no ha muerto nadie en Grecia y alrededores por este caso (¡por suerte!).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *